El alcalde de Ensenada, Mario Secco, compró la Isla Santiago para evitar el remate de un barrio en el que viven 200 familias.

“Lo hicimos por la gente. Cualquier empresario que quiere hacer un emprendimiento náutico, que quiere hacer cualquier otra cosa que le de rédito personal y económico, quisiera comprar una isla –manifestó–. Hay habitantes que son tercera generación. Nosotros hicimos una ruta de 8 km, llevamos agua potable, energía, el transporte público, entran bomberos, ambulancias, hay una unidad sanitaria. Le dimos vida al barrio, y cuando nos enteramos del remate nos queríamos matar. ¡Con la inversión que hicimos para que la gente viva mejor!”.

“Así que hicimos el esfuerzo y compramos la isla. Le expliqué la situación a la jueza, le mostré la puesta en valor del lugar, y nos respaldó para que avancemos con eso. Hicimos el ahorro, juntamos los millones, pagamos la primera y la segunda parte, y ahora escrituramos. La Isla ya es parte del patrimonio municipal para que la gente viva ahí”, agregó.

En tanto, el jefe comunal expuso que la iniciativa fue aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante. “Hace dos años que venimos haciendo este trabajo, hicimos todo un camino que terminó con la escritura final a nombre del municipio”, concluyó.

philo
Dejar un comentario

Dejá un comentario