- Publicidad -

- Publicidad -

El Cirque Du Soleil y una nueva dimensión para los fans de Soda Stereo

- Publicidad -

“Sép7imo Día (no descansaré)” se estrenó en un Luna Park lleno, donde ofrecerá 70 funciones. El espectáculo cuenta con una notable banda de sonido realizada por Charly Alberti, Zeta Bosio y Adrián Taverna, histórico sonidista del trío.

El universo Soda Stereo, de una enorme significancia para dos o tres generaciones de latinoamericanos, entra en una nueva dimensión de mano del Cirque Du Soleil con su espectáculo “”Sép7imo Día (no descansaré)”, que se estrenó en la noche del jueves en un Luna Park lleno donde ofrecerá 70 funciones.

El espectáculo cuenta además con una notable banda de sonido realizada por Charly Alberti, Zeta Bosio y Adrián Taverna, histórico sonidista del trío, quienes tomaron grabaciones de los discos, ensayos, shows y outtakes y le dieron una nueva vida a las melodías, dotándolas de toques inéditos, que forman un componente emocional que le juega a favor del Cirque.

Soda Stereo SEP7IMO DIA by Cirque du Soleil lleva a la reconocida banda argentina al nivel de las afamadas producciones de la compañía canadiense inspiradas en la vida y la obra de íconos de la música, tales como The Beatles Love y Michael Jackson The Immortal World Tour y One.

El espectáculo es dirigido por Michel Laprise (también director del MDNA Tour de Madonna y de Kurios, la obra más reciente del Cirque du Soleil), secundado por Chantal Tremblay (directora de creación de Love, el asombroso musical sobre los Beatles).

- Publicidad -

En palabras de Laprise, SEP7IMO DIA “nos presenta a un personaje de 15 años, enjaulado y con sed de vivir, que transita esa edad clave en la que aparece el amor por una banda que se transformará en la favorita para toda tu vida. Es cuando uno siente la necesidad de cambiar al mundo, sin el poder suficiente. Cuando el personaje escucha la música de Soda Stereo se libera, viviendo en un planeta donde el tiempo es elástico, el tiempo de quien vive enamorado. La obra conlleva un mensaje universal: la música es más fuerte que la muerte”.

Hace dos años que el equipo del Cirque du Soleil trabaja junto a Pop Art Music y Soda Stereo, en el proceso creativo del show inspirado en la música y la historia del grupo, que contendrá material inédito y reversiones de las canciones más emblemáticas.

SEP7IMO DIA será la primera obra del Cirque de Soleil con un espacio de pie donde el público podrá disfrutar de la obra de un modo único.

Luego de su estreno en Buenos Aires, el espectáculo visitará durante el 2017 las ciudades de Córdoba, Argentina; Lima, Perú; Santiago, Chile; Bogotá, Colombia; y DF, Guadalajara y Monterrey, México. Para el 2018, se prevé que el show visitará EEUU y otros países de Latinoamérica.

Para el inicio, el Cirque decidió presentar a la banda mientras sonaba un notable meddley de “Juegos de Seducción” y otras canciones de los dos primeros discos de la banda y tres artistas vestidos de negro giraban unas ruedas, con pantallas que mostraban fotos de todas las etapas de la vida de Gustavo, Zeta y Charlie, dándole la idea junto al juego de luces que el Universo Soda estaba formado por tres planetas.

Casi en sincronía un astronauta puso una bandera que recordaba a los íconos de la tapa de “Dynamo” en el planeta Soda cuyo lado iluminado se levanta hasta convertirse en una gigantesca pantalla geoide, en un lapso en que las versiones de “Cae el sol” “Zoom” y “En el 7 día” ya habían emocionado al público.

- Publicidad -

Una especie de principito castaño y de pelo enrulado, vestido con camisas de jean es ayudado por varios acróbatas para crear el mundo Soda, mientras el planeta se convierte en una fiesta con estética ochentosa, recordando los primeros clips emitidos por MTV mientras sonaron “Picnic en el 4 B”, “Por qué no puedo ser del Jet Set”, “Vitaminas” y “Mi novia tiene bíceps” con partes totalmente inéditas.

El primer mash up es con la música de “Ella uso mi cabeza como un revólver” con la voz de Cerati cantando en forma casera “Un misil en mi placard”, mientras todos los artistas de la compañía se turnan realizando diferentes acrobacias por el cielo del Luna Park.

La flor de Metal que se encuentra en Figueroa Alcorta entre la Facultad de Derecho y Canal 7 forma parte del espectáculo y esconde a una pequeña contorsionista que realiza una cautivante coreografía, mientras sobre un cielo porteño nocturno es sacudido por una intima versión de “En remolinos”.

El público se convierte en protagonista cuando un caleidoscopio en blanco y negro aparece en las pantallas, mientras el reggae andino de “Cuando pase el temblor” captura imágenes de la Sodamanía en América Latina.

Otro momento de alto nivel es cuando una acróbata asiática arma una coreografía arriesgada, colgada de arneses, con saltos y piruetas para una bonita versión de “Luna Roja”, así como también la danza acuática de una sirena y un rockero dentro de una piscina con paredes de blindex para una versión de “Hombre al agua”.

El video original de “En la ciudad de la furia”, dirigido por el fallecido Alfredo Lois, es tomado como referencia por el Cirque que recurre a tres acróbatas para que realicen todo tipo de saltos y maniobras arriesgados colgando de la famosa reja del clip y de una cadena, lo que generó una ovación del público.

El Cirque le abrió otra vez la puerta a la participación de los asistentes en una versión de “Té para tres” que sucede en un bosque de hadas y duendes y donde es el público el que tiene que colocar su voz, logrando un máximo resultado al sacudir los corazones de todos.

Así sucede en “Primavera 0” donde trapecistas, acróbatas y contorsionistas buscan recrear la carga de psicosis urbana que entraña la distorsión shoegaze de la guitarra con el romanticismo de la letra.

Las acróbatas mujeres, de un tamaño menor que los grandotes artistas rusos y ucranianos del Cirque ocupan el centro de una pasarela, mientras una bellísima y novedosa versión de “Corazón Delator” arranca lágrimas entre los fans de varias nacionalidades reunidos en el campo.

El Cirque abre sus flores y del escenario se desprende una pasarela acolchada para que con coloridos trajes y peinados los acróbatas realizan todo tipo de saltos y coreos al compas de “De Música Ligera”, mientras estalla todo el Luna Park.

El Cirque y su elenco dan el aprobado al ida y vuelta, al feedback con el público con nuevas proezas realizadas mientras suena una movida versión instrumental de “Terapia de amor intensiva” que se cerró con Alberti y Zeta sobre el escenario recibiendo saludos y el afecto de la gente.

philo

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

[google9ba112125950f36e.html]

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home7/philo/public_html/wp-includes/functions.php on line 4339