El Centro de Estudios Metropolitanos presentó el 2° Monitor del Clima Social – AMBA, cuyo objetivo es medir de manera periódica la situación social en AMBA. Los resultados expresaron que los tres indicadores económicos laboral, alimentario y económico empeoraron o se mantuvieron estables en relación al Primer Monitor del Clima Social.

El informe se basó en una investigación de opinión pública a partir de entrevistas telefónicas realizadas con sistema IVR a teléfonos fijos.  Esta segunda entrega cuenta con 1728 casos a teléfonos fijos. La muestra se tomó entre el 7 y el 10 de abril de 2017.

Los indicadores van de 0 a 100; donde 0 es totalmente inseguro y 100 totalmente seguro. Con lo cual una baja en el indicador implica una baja en la seguridad social de los entrevistados. El Indicador de Inseguridad Económica baja de 46 a 40, convirtiéndose en el indicador más bajo, es decir, donde menos seguridad hay. El Indicador Laboral baja drásticamente de 57 a 50, mientras el Indicador de Inseguridad Alimentaria se mantiene estable; baja un punto de 72 a 71.

En relación a la Situación Económica, el 51% de los entrevistados considera que la situación económica actual del país es mala o muy mala. Sólo el 13% considera que la situación económica nacional es buena o muy buena. En comparación al año pasado, el 51% considera que su situación económica personal es peor o mucho peor. Mientras que al ser consultados sobre su situación personal el 22% afirma que es buena o muy buena. El 34% de los entrevistados considera que su situación económica es mala o muy mala. Hace cuatro meses ese porcentaje era del 25%. Ese malestar se expresa en los consumos.

El 70% de los entrevistados ha limitado la cantidad de productos que compra. El 74% ha cambiado las marcas de los productos que consume y limitado los lugares de recreación. El 35% ha dejado de comprar carnes con frecuencia, con un pico de 50% en el segundo cordón del sur del conurbano. En CABA, el 26% ha dejado de comprar con frecuencia vestimenta y calzado. El 54% compró menos medicamentos o tuvo que cambiar de marca debido a los costos de los mismos y el 69% tuvo inconvenientes en la compra de útiles escolares debido a su costo.

En lo que respecta a la Situación Laboral, el 38% de los entrevistados afirma que él o alguien de su grupo familiar perdió el trabajo en el último año. En el segundo cordón del conurbano esto alcanza picos del 47%. El 57% afirmó que alguien en su familia tuvo que buscar trabajo porque los ingresos no son suficientes. Un número idéntico, el 57%, afirma que el sueldo no les alcanza. Hace cuatro meses, sólo eran el 45% de los entrevistados. Finalmente, el 38% considera algo o muy probable perder su trabajo en los próximos meses.

Por último, la Situación Alimentaria muestra signos preocupantes. El 43% de los entrevistados afirmaron haber disminuido la porción de comida debido a problemas económicos. Hace cuatro meses, ese porcentaje era del 38%. El 22% de los entrevistados afirma haber tenido hambre alguna vez en los últimos 12 meses porque no tenía suficientes fondos para comprar alimentos.

philo
Dejar un comentario

Dejá un comentario