" />

Se reanudó el juicio en Campo de Mayo por el robo de bebés durante la última dictadura

El lunes se reanudó el juicio oral y público, suspendido por feria judicial, en el que son juzgados dos genocidas por los casos de once detenidas/desaparecidas y sus hijos/as nacidos/as en cautiverio en el centro clandestino de detención, tortura y exterminio que funcionó en Campo de Mayo durante la última dictadura cívico-militar que tuvo lugar en Argentina entre los años 1976 y 1983.

Los juzgados en el juicio son Santiago Omar Riveros, el ex jefe de Institutos Militares de Campo de Mayo, y a Raúl Eugenio Martín, ex jefe de la División de Clínica Médica del Hospital entre 1976 1978. El juicio lo lleva adelante el tribuna Oral en lo criminal Federal Nº 3, integrado por Javier Feliciano Ríos, Andrés Fabián Basso y Adriana Palliotti, y se realiza Comodoro Py, Capital Federal. La primer audiencia se realizó el lunes y la segunda ayer, miércoles, desde las 9.30.

Las víctimas son: María Eva Duarte de Aranda (ella, su hijo nacido en cautiverio y su compañero siguen desaparecidos), María Cristina Cournou de Grandi (ella, su hijo/a y su compañero siguen desaparecidos), Mónica Susana Masri de Roggerone (ella, su hijo/a y su compañero siguen desaparecidos), Valeria Beláustegui Herrera (ella, su hijo/a y su compañero siguen desaparecidos), María Teresa Trotta (desaparecida) y su hija nacida en cautiverio, luego restituida; Beatriz Recchia de García (desaparecida) y su hija nacida en cautiverio, luego restituida; Marcela Esther Molfino de Amarilla (desaparecida) y su hijo nacido en cautiverio, luego restituido; Rosa Luján Taranto de Altamiranda (desaparecida) y su hija nacida en cautiverio, luego restituida; Ana María Lancillotto de Menna (desaparecida) y su hijo nacido en cautiverio, luego restituido; Paula Elena Ogando (liberada) y su hijo/a; Celina Amalia Galeano (liberada) y su hijo/a.

Pablo Lachener, abogado de Abuelas de plaza de Mayo, dialogó sobre el tema con el programa radial Mañana imposible donde dijo: “Son audiencias en las que está declarando un promedio de dos personas por audiencia, faltan unos 20 testigos por declarar y la finalización no será antes de fin de año así que para abril mayo estaremos en etapa de alegatos”.

“En el Hospital Militar de Campo de Mayo se montó una maternidad clandestina por donde pasaron por los menos una veintena de mujeres detenidas-desaparecidas y cuyos hijos nacieron en cautiverio en ese centro clandestino”, explicó Lachener. “Eran mujeres que estaban en los centros clandestinos de la Zona IV, que estaban bajo el mando de (Santiago Omar) Riveros, y que eran trasladadas a esta maternidad clandestina al momento de parir y donde eran separadas de sus bebés”, detalló el abogado.

philo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

[google9ba112125950f36e.html]