" />

El pañuelazo en el conurbano

82

El pañuelazo por el aborto legal, seguro y grauito se hizo sentir en el conurbano a través de distintas movilizaciones de mujeres que participan de la campaña que incentivó la media sanción del Congreso, hace dos semanas. Desde las 18, las plazas y centros comerciales volvieron a llenarse de verde y un pedido: que los senadores continúen con la discusión y el tratamiento del proyecto. 

Si bien el acto central comenzó en Congreso, el pañuelazo tuvo lugar en distintos puntos del conurbano al término del partido de Argentina. San Miguel, San Martín, San Fernando, Tigre y Vicente López fueron algunos de los distritos de zona norte donde se realizó. Quilmes y Avellaneda fueron algunos de los distritos de zona sur donde también hubo pañuelazo. 

El pedido de las mujeres que se expresaron ayer apunta a la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, que en sus facultades como presidenta del Senado, decidió enviar a cuatro comisiones distintas el tratamiento del proyecto en lugar de a dos, como se había indicado con anterioridad. la lectura de las/los miles de mujeres/hombres que se manifestaron en las calles durante la tarde ayer es que se intenta dilatar la discusión. 

En una primera instancia, el proyecto de legalización del aborto, que ya cuenta con media sanción de Diputados, iba a discutirse en las comisiones de Salud y Justicia, y Asuntos penales del Senado, ya que la medida implica  la salud pública y pretende modificar el código penal. La idea de Michetti es que se discuta, además, en las comisiones de Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda. 

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito expresó en un comunicado emitido el 22 de junio:

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito expresamos el rechazo al envío del Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) a cuatro Comisiones del Senado por parte de la presidenta de esa Cámara, Gabriela Michetti, como muestra de su firme oposición personal al tratamiento de una Ley que modificará sustancialmente las condiciones de vida y reconocerá un derecho humano de las mujeres y personas gestantes.

Ganamos un debate de dos meses en la Cámara de Diputados, en el que juristas, ministros de salud, científicos/as, representantes de organizaciones sociales y políticas argumentaron a favor de esta Ley en el marco de un Plenario de Comisiones específicas a su tratamiento que hace más de 10 años se presenta de forma consecutiva en el Congreso de la Nación.

No queremos más dilaciones. Lo exigimos tras 13 años de lucha en la que logramos la despenalización social y el acompañamiento de la sociedad que se expresó con un millón de personas en las calles los pasados 13 y 14 de junio. Por eso consideramos esta maniobra como antidemocrática. Cada día que pasa el Estado argentino sigue condenando a las mujeres a ser penalizadas y a llegar a la práctica del aborto de manera clandestina poniendo en riesgo su vida y su salud.

Los jefes de los bloques de la Cámara Alta manifestaron durante esta semana, luego de la media sanción en Diputados, que solicitaron que el proyecto recaiga en las Comisiones de Salud y Justicia y Asuntos Penales. Gabriela Michetti, a quien respetamos su representatividad en ese cuerpo deliberativo, se arroga un poder arbitrario al enviar el proyecto además a las Comisiones de Presupuesto y Asuntos Constitucionales. En varias declaraciones el Ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, manifestó que no es necesaria una nueva partida presupuestaria para que el sistema de salud, el cual se compone de servicios públicos, obras sociales, medicina prepaga y diversos institutos pueda asistir esta demanda.

A su vez, a lo largo de los dos meses de debate en que se brindaron argumentos en la Cámara de Diputados, quedó claro que el proyecto IVE está en sintonía con la Constitución Nacional; enviarlo a Asuntos Constitucionales es una acción inconducente ya que el mandato es claro: el objetivo está orientado a medidas de protección social del embarazo y de los niños y niñas. Es decir, se cumple con la Constitución en tanto y en cuanto se instrumentan acciones positivas de cuidado como la asignación universal por hijo o la asignación por embarazo. No se cumple penalizando. Así lo entendió la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo F.A.L.

La iniciativa legislativa que reconoce el aborto como derecho es una temática y competencia de salud y de justicia. Por eso, la decisión de la Vicepresidenta de la Nación y Presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Michetti, constituye una maniobra dilatoria y excesiva. Seguiremos luchando en el Congreso, en las calles y en las redes hasta que el aborto sea ley.

 

Así fue el pañuelazo en la ciudad de San Miguel:

philo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

[google9ba112125950f36e.html]