De la Torre: “No me torturen con candidaturas”

Con choripanes y gaseosa manaos se selló el plenario por el Día del Militante en San Miguel. Luego de un timbreo en distintos barrios sanmiguelinos, el ministro de Gobierno Joaquín de la Torre, el intendente Jaime Méndez y la diputada provincial María José Tedeschi encabezaron una reunión cerrada el sábado al mediodía en el predio Indios. 

En el escenario la diputada provincial María José Tedeschi, el ministro Joaquín de la Torre y el intendente Jaime Méndez. / Foto: gentileza Diego Traian

 

Para el intendente Méndez, la mañana comenzó con distintas actividades con el director General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny. Juntos timbrearon en barrio Trujui y cuando este portal se comunicó con el prensa de Sánchez Zinny para que se pronuncie sobre el cierre de cursos en profesorados locales, evaluaron no dar declaraciones.

Horas previas al -luego frustrado- partido Boca – River, las bromas entre un intendente gallina y un ministro cuervo no fallaron. Con un plenario más concurrido que el anterior, Méndez reconoció el trabajo que se hizo desde agosto hasta hoy. Destacó obras como: la ruta 8, el hospital en Ciudad Santa María y el túnel de Tribulato. Al igual que su conductor haría minutos después, agradeció cómo la estructura está poniendo el hombro con el trabajo cotidiano y al presidente del Concejo Deliberante, Hugo Reverdito, por haber promovido esta celebración.

EL DISCURSO DE JOAQUÍN

“Hay años que uno tiene más ganas que otros años”, comenzó sincero. “Como dijo Jaime, el Día del Militante lo celebramos para dar gracias y él recién decía que nosotros vemos en San Miguel una forma, una mirada de hacer las cosas. Y lo relacioné con cosas que hemos hecho y nos hacen ver distintos fuera del distrito”, dijo De la Torre.

En este marco, hábilmente, mencionó al subsecretario de Tierras, Vivienda y Urbanismo Social, Julián Segovia y su proyecto de mensura social que escaló a Provincia y permitió la regularización dominial. Semanas atrás, Segovia había sufrido un episodio complicado en un intento de toma en el barrio Madre Esperanza, cuando los vecinos no lo aceptaron como interlocutor por su “destrato” y lo agredieron físicamente, sumado a denuncias mediáticas en su contra por presuntas irregularidades con terrenos.

A buen entendedor, estas palabras fueron “un mimo” para el director general de Tierras y quedó claro que la gestión lo sigue bancando. 

Continuando el hilo de ideas, De la Torre también recalcó “Ojos en Alerta”, impulsado por el secretario de Asuntos Públicos, Cristian Piojo Méndez. El ministro dijo que el programa le suma al sistema de seguridad y se jactó de haber construido en estos años “un sistema de seguridad único en Argentina”, una frase ya dicha por él en apertura de sesiones, por ejemplo.  

Los discursos de los plenarios de Joaquín siempre están basados en la premisa “pensar en el otro”. El sábado no fue la excepción y en ese sentido, habló sobre las políticas municipales de primera infancia, el caballito de gestión del Municipio gracias a los Centros de Desarrollo Infanto Familiar (CDIF) que buscan contener a las poblaciones más vulnerables. El impulsor y cabeza de los CDIF, Pablo de la Torre, no estuvo para escucharlo, porque al igual que en el plenario anterior no dio el presente; pero sí hubo personal de Salud (foto).

“Durante estos once años pudimos transmitir el interés por el otro y pudimos construir un modelo de gestión. No aceptar la realidad sino modificarla para mejorarla. El corazón tiene tres banderas: nacional, popular y cristiano. Y tiene dos metas: hacer más grande esta patria y hacer más feliz al pueblo. No importa la coyuntura, son esas cosas las que nos interpelan y nos dan ganas de hacer”, dijo de militante a militante. 

El 23 de diciembre habrá un festejo para cerrar el año y el ministro le pidió al Piojo que esta vez “rompa el chanchito”, y hubo risas por la fama de austero del funcionario local. Minutos después pasarían los chori y vasitos de plástico con gaseosa manaos de cola y lima. 

“Les pido que ese corazón grande que hemos construido esté con brazos más grandes y más atentos para sostener a aquellos que estén sufriendo”, pidió el ministro tal cual había dicho en el plenario anterior

También dijo que su estructura está acompañando a una parte de la “gente de Moreno”. A unos metros lo escuchaba atento José Richards, su mano derecha, y quien está afilando construcciones electorales para 2019.

NO HABLEMOS DE CANDIDATURAS

Casi finalizando el discurso, De la Torre se refirió a las candidaturas “Hay muchos que tienen inquietudes sobre lugares en la lista, siempre lo hemos resuelto cuando llega el momento. No me torturen, no me molesten”, rogó. Bajo los árboles, trabajadores y funcionarios seguían sus palabras -algunos pocos ya pensando en estrategias de posicionamiento- y otros recordando pintadas que se vieron en los últimos días en el distrito. 

“Se va a resolver con una mirada lo más justa posible y pensando en la mayoría y todos seguimos siendo parte del proyecto”, pidió. 

POR QUÉ SE FESTEJA EL 17 DE NOVIEMBRE

Para terminar, De la Torre hizo un repaso histórico sobre el Día del Militante: las fuerzas peronistas que estuvieron proscriptas durante 18 años fueron a recibir al general Juan Perón a Ezeiza. “Fueron porque tenían una historia de unión, de apoyo y de síntesis de lo que significaba lo mejor para la Patria. Cada uno de nosotros tiene que marcar un camino al final del día”, dijo sentido. Y diferenció al trabajador por un sueldo, del militante: “Y a ustedes los siento muy militantes”, cerró.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Natalia Biazzini

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

[google9ba112125950f36e.html]