- Publicidad -

- Publicidad -

“Enorme felicidad” por la aparición de la Nieta 129

- Publicidad -

“El tiempo es hoy, ayudemos a reparar las heridas que la dictadura nos dejó”, convocó la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, en la conferencia de prensa en la que el organismo de derechos humanos celebró ayer el hallazgo de la nieta 129. Junto a Estela estuvo sentado Carlos Alberto Solsona, padre de la joven recuperada. “Nadie tiene idea de las miles de noches que yo pasé sin poder dormir, esperando este momento”, describió Solsona, quien podrá encontrarse con su hija tras 42 años, tras ser arrancada de los brazos de su madre Norma Síntora, militante del PRT-ERP, detenida y desaparecida durante la última dictadura cívico militar. 

“Es la nieta número 129, que podrá conocer a su padre, a sus hermanos. Es una alegría enorme”, abrió la conferencia de prensa la titular de Abuelas para confirmar el hallazgo de la joven, que vive en España y se realizó voluntariamente la extracción para realizar la prueba de ADN el pasado 3 de abril.  “Su papá la espera para abrazarla. Pedimos que se respeten los tiempos y la privacidad de la familia”, solicitó la titular de Abuelas. 

“Mi principal preocupación y la de mis dos hijos es que ella pueda transitar este cimbronazo con la mayor tranquilidad posible y en las mejores condiciones para procesarlo. En función de eso, yo me resisto a decir cualquier cosa que tenga que ver con cuestiones personales de ella. Cuando lo pueda responder, lo vamos a hacer juntos”, explicó Carlos Solsona, conteniendo su alegría.

El compañero de Norma Síntora explicó que durante estos 42 años vivió con la angustia de que “no llegara nunca este momento”. “Activé una especie de mecanismo de autodefensa para evitar que me destruyera. Se fue haciendo más difícil porque, cada día, nos quedaba menos tiempo a nosotros. Hoy tengo 70 años y empecé a buscarla cuando era un treintañero”, recorrió Solsona sus años de búsqueda.  

- Publicidad -

El padre de la nieta 129 se mantuvo cauto antes del histórico encuentro que tendrá con su hija: “Ella tiene una vida, tiene más de 40 años y le cayó esto encima. Sin embargo, más allá de esa preocupación principal, siento que va a ser algo grandioso”.

- Publicidad -

“Es algo que se merece mucha más gente que sigue esperando y que nosotros tuvimos la suerte de conseguir. A todos los que tengan alguna duda o sientan que hay algo en su identidad que no cuadra bien, (les digo) que se animen por el bien de ellos, de sus familiares y de toda la sociedad”, convocó Solsona haciéndose eco de las palabras de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo. 

La familia de la nieta 129 

Norma Síntora nació en Cruz del Eje, Córdoba, el 9 de agosto de 1951. Allí hizo la escuela primaria y secundaria. En 1968 rindió libre las materias de quinto año del secundario y con su hermano Daniel se trasladaron a Córdoba capital para ir a la universidad. Norma comenzó a estudiar Ingeniería Electrónica. Durante el ingreso a la facultad, en 1968, conoció a quien sería su marido, Carlos Alberto Solsona. Carlos venía de estudiar Ingeniería Química en Santa Fe y decidió cambiarse a Electrónica, para lo cual se mudó a Córdoba. Tras una amistad de varios años, formaron pareja en 1974, en marzo de 1975 se casaron y al año siguiente nació su primer hijo, Marcos.

philo

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

[google9ba112125950f36e.html]